Desde que un niño se encuentra preparado para abandonar el pañal y hacer uso del inodoro, pueden pasar varios meses de entrenamiento del nuevo hábito. Diferentes estudios afirman que cerca del 24% de los niños de entre 17 y 30 meses presentan rechazo a la evacuación de heces. En numerosas ocasiones existen dos factores previos relacionados; el dolor y el estreñimiento. Cuando el proceso de abandonar el pañal se vuelve complicado y el/la niño/a muestra un fuerte rechazo o evitación por utilizar el inodoro, el enfrentarse a esta situación para la que no está preparado puede provocar que se produzca una retención voluntaria de las heces.

Cabe destacar que cuando esto sucede, o si previamente detectamos que el/la niño/a no realiza evacuaciones con asiduidad, en primer lugar debemos consultar con un gastroenterólogo. El especialista deberá ofrecer las pautas oportunas y recetar una solución farmacológica si es necesario. Si realizamos estas consultas a tiempo podremos evitar la utilización de enemas, lo cual puede resultar muy aversivo si finalmente descubrimos que nuestro niño/a tiene dificultades del procesamiento sensorial. Se ha observado que habitualmente los niños presentan problemas de comportamiento, dificultades emocionales, conductas inapropiadas, lo que a su vez es común en niños con dificultades en el procesamiento sensorial,

Por ello, recientemente la Doctora Isabelle Beaudry ha llevado a cabo una investigación para identificar conductas que no son típicas en el proceso de evacuación de heces y utilización del inodoro como por ejemplo “mi hijo pide un pañal para hacer caca” o “mi hijo rechaza sentarse en una bacinilla o en el wc”. De este modo, a través de una evaluación, podemos confirmar si las dificultades están relacionadas con el procesamiento sensorial y así poder ayudarle de forma eficaz.

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA PARA LA RETIRADA DEL PAÑAL.

Algunas recomendaciones que podemos tener en cuenta a lo largo del proceso de retirada del pañal: – Ante todo, la primera premisa es evitar la retención de heces: por tanto es preferible que el niño realice evacuaciones en lugares no apropiados o utilizando rituales a que no realice evacuaciones ya que romper un círculo de retención puede resultar difícil y repercutir negativamente en las experiencias del niño/a. – Normalizar el proceso: No premiar o castigar cuando el niño utilice o wc o realice deposiciones en lugares no apropiados. – Adaptar el entorno: Hacer el wc accesible dejando la puerta abierta, utilizando adaptadores para la taza o reposapiés para conseguir una postura apropiada. – Dieta: En ocasiones los problemas de evacuación también tiene lugar junto con dificultades en la alimentación, como alimentación selectiva. Por otra parte cabe tener en cuenta las necesidad de facilitar una dieta rica en fibra y agua entre otros aspectos. – Jugar: cerca o sentado en el wc para comenzar a aproximarse y tolerar las características del entorno. También es necesario realizar juegos sensoriomotrices que faciliten el tránsito intestinal.

INTERVENCIÓN DESDE TERAPIA OCUPACIONAL.

Si te surgen dudas sobre el proceso y necesitas más información puedes acudir a un terapeuta ocupacional. Si es necesario podrá ofrecer pautas para acompañaros en el proceso o trabajar con las necesidades específicas del niño/a. Próximamente, en septiembre de este 2019, desde el gabinete Chavert Psicología y Logopedia llevaremos a cabo una charla informativa para padres en la que podremos profundizar en diferentes aspectos relacionados con el abandono del pañal y las dificultades para usar el inodoro. Si estas interesado/a en acudir puedes contactar con nosotros a través de nuestro e-mail: t.ocupacional@chavertpsicologia.com o del número de teléfono: 696 18 65 56.