La terapia ocupacional es una profesión sanitaria centrada en la persona que trabaja para la promoción de la salud y del bienestar a través de la ocupación. Su objetivo principal es permitir la participación en actividades de la vida cotidiana y en las ocupaciones que las personas quieren, necesitan o se espera que hagan.

Las ocupaciones, hacen referencia a todas aquellas actividades que aportan significado y propósito a la vida. Cada persona, otorga un valor diferente a sus ocupaciones, por tanto para una persona puede ser significativo poder cocinar cada día y para otra persona puede ser irrelevante. Los estudios demuestran que se observan mejores resultados trabajando a través de la cotidianidad del individuo.

¿Cómo se trabaja desde la terapia ocupacional?

Descubre las 5 claves:

  1. Siempre a través de la ocupación significativa buscando la funcionalidad.
  2. Mejorando o manteniendo competencias que posibilitan la participación.
  3. Entrenando nuevas estrategias para la realización de las actividades.
  4. Adaptando las actividades o el entorno.
  5. Trabajando desde el contexto natural de la persona.

Áreas de intervención y beneficios de la terapia ocupacional

La terapia ocupacional actúa en todas las etapas de la vida cuando exista una condición que dificulte o imposibilite la realización de una o varias ocupaciones.

Infancia. Los primeros años de vida se caracterizan por el desarrollo y adquisición de habilidades motoras, perceptivas, cognitivas lingüísticas y sociales. Por ello resulta una etapa especialmente vulnerable cuando existen dificultades en la adquisición de los hitos evolutivos.

Por otra parte también es una etapa de mayor plasticidad cerebral, lo que permite una mayor capacidad de recuperación y reorganización del sistema nervioso. La terapia ocupacional infantil tiene como objetivo “favorecer las competencias de los niños en las diversas áreas del desarrollo” para alcanzar la mayor autonomía e independencia en las actividades de la vida diaria.

Además, en esta etapa es especialmente importante destacar que la terapia ocupacional no solo tiene beneficios en niños con factores de riesgo psicosocial o clínico, sino que también es beneficiosa en su dimensión preventiva y educativa tanto para los niños y niñas como para los padres y/o cuidadores.

Etapa adulta. A lo largo de nuestra vida existen diferentes situaciones y condiciones que pueden desequilibrar nuestro desempeño ocupacional:

  • Haciéndonos perder roles u hábitos.
  • Limitando nuestra participación en aquellas ocupaciones que dan significado a nuestra vida como la esfera laboral, familiar y social.
  • Restándonos autonomía en las actividades básicas como el aseo, el vestido o la alimentación.

Estas situaciones, ya vengan precedidas por causas clínicas y/o sociales, pueden ser abordadas desde la terapia ocupacional, a través de entrenamiento y reeducación en las actividades de la vida diaria, adquisición de nuevas estrategias, neurorrehabilitación, o adaptaciones y modificaciones del entorno.

Adulto mayor. Con la madurez por una parte va implícito un cambio de rutinas y roles en la vida, y por otra parte las personas de avanzada edad conforman un colectivo con riesgo de padecer distintas enfermedades o procesos fisiológicos que dificulten o resten autonomía, como podría ser sufrir un accidente cerebrovascular o una enfermedad neurodegenerativa como parkinson o alzheimer. De este modo, desde terapia ocupacional se realizan intervenciones encaminadas a mantener o mejorar la autonomía personal, así como continuar fomentando y explorando oportunidades de participación que aporten significado, disfrute, e identidad a la persona.

Resumen
Título
¿Qué es la terapia ocupacional?
Sumario
La terapia ocupacional es una profesión sanitaria centrada en la persona que trabaja para la promoción de la salud y del bienestar a través de la ocupación.
Autor
Web
Maria Chavert Psicología
Logo