Si crees que tu hijo tiene aversión sensorial a los alimentos o selectividad alimentaria, en Chavert Psicología queremos recordarte la importancia de acudir a un terapeuta ocupacional, ya que establecer pautas por tu cuenta puede ser contraproducente. El terapeuta ocupacional podrá valorar las características de cada niño y definir cuáles son las mejores estrategias para facilitar la alimentación. Además, podrá iniciar una intervención terapéutica, en caso de ser necesario.

A continuación, detallamos varios consejos que pueden aplicarse en la gran mayoría de los casos:

  1. El momento de la comida debe ser agradable, un momento de encuentro entre los miembros de la familia y una oportunidad para tener experiencias positivas.
  2. Nunca forzar, obligar o presionar. Esto genera una respuesta de ’huída o pelea’, ya que no predispone nuestro apetito y genera una relación con la comida de displacer.
  3. Sentarse a comer con el/la niño/a es la mejor forma de apoyar el aprendizaje de la tarea.
  4. Favorecer actividades sensorio-motoras previas al momento de comer para despertar el apetito y regular nuestro nivel de alerta. En este punto es necesario acudir a un terapeuta ocupacional para que pueda establecer recomendaciones personalizadas.
  5. Evitar las recompensas o castigos.
  6. Ofrecer opciones con cambios muy sutiles. Comenzando por la forma, el color y la temperatura; siendo siempre lo último en variar la textura.
  7. Establecer rutinas relativas a cuándo, dónde y qué se comerá. Los adultos serán los que establezcan estas “normas”.
  8. El/la niño/a debe decidir cuanto comer. Los adultos deben respetarlo.
  9. Debe tener una postura adecuada, evitando por ejemplo tener los pies en el aire o la mesa muy alta.
  10. Nunca perseguir con la comida.
  11. Establecer un tiempo para comer, de forma que el niño conozca que la actividad siempre tendrá un inicio y un fin.
  12. Tolerar jugar con la comida, con las manos, mancharse… Para hacerlo recomendamos utilizar un delantal (si es necesario), no limpiar la cara y las manos cada vez que se manche.

¿Quieres aprender más sobre la aversión sensorial a los alimentos? Te invitamos a unirte a la charla-taller sobre selectividad alimentaria que tendrá lugar en Chavert Psicología el próximo 7 de junio de 2019.