Fomento lectura niños en la biblioteca del centro Chavert Psicología

Saliendo del despacho con una madre que acudía a pedir ayuda para su hija, que tenía dificultades de aprendizaje, nos llama la atención el silencio que venía de la sala de espera. No había ruido de coches de juguete, ni de marionetas o pinturas cayendo por el suelo.

Cuando abrimos la puerta, nos encontramos a la pequeña concentrada en un libro sobre el oso panda, que hacía poco había llegado al gabinete junto con otros libros.

– María, ¿puedo llevármelo?- preguntó.

La madre la miraba sorprendida. Su hija solía mostrar bastante rechazo hacia la lectura, especialmente en los dos últimos años en los que los textos, las tareas y los libros se hacían más complicados o más bien cada vez más aburridos.

-¡Claro!- contesté- ¿Te gustaría además leerlo con mamá o papá para que ellos también puedan aprender cosas sobre los osos panda? La niña asintió con una sonrisa radiante.

Con la llegada de esos primeros libros, creció también el interés por la lectura de muchos niños que nos visitaban. Unos al principio simplemente los ojeaban, otros directamente los devoraban, pero la curiosidad por la lectura empezaba a despertar en ellos.

Sabíamos que la mejor forma de fomentar la lectura especialmente en niños que tienen dificultades, es dejarles escoger lo que quieren leer, así que decidimos llenar nuestra sala de espera de libros que cuentan historias de superhéroes que les enseñan a conseguir lo que uno se propone, de animales con los que les descubrían otros mundos, de historias que les hacían reír, que despiertan su curiosidad por la ciencia, de cuentos con finales felices…

Sabíamos también que los niños leen más cuando no se les obliga sino cuando se les tienta o se les invita a leer. Además, la lectura es más agradable para los más pequeños o los que tienen más dificultades cuando están acompañados por sus padres.

Otro factor importante que ayuda a que los niños se animen a leer, es generar una rutina de lectura. Por eso, animados por la demanda de grandes y pequeños, hemos puesto en marcha un servicio de préstamo de libros gratuito, que permite a los niños llevarse un libro diferente cada semana. Los libros hacen posible que las personas podamos vivir historias que en nuestro pensamiento se hacen imposibles, enseñándonos que muchas veces los límites solo están en nuestra mente. Esperamos que ningún límite separe a un niño de una buena historia.